Páginas vistas en total

Datos personales

Mi foto
Costa Tropical de Granada , Granada, Región Histórica de Granada , Spain

Este blog se elabora en conmemoración de los mil años que cumple el Reino de Granada

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA AL BLOG
El Reino o Región Histórica de Granada comienza otra etapa de esplendor tras la Toma de Granada por los Reyes Católicos en 1492. En él se fundan una serie de instituciones que crean riqueza, desarrollo y cultura en las provincias que lo forman.
El papel institucional de Granada como Región será importantísimo, pues obtiene el voto en Cortes, a su catedral se le concede el rango de archidiócesis pues rige sobre Almería, Granada, Jaén, Málaga y Murcia, se crea la Capitanía General de Granada la más antigua de toda Castilla. En asuntos judiciales, nuestra Región sólo será igualada por Valladolid, al ser fundada en nuestra capital la Real Chancillería de Granada con jurisdicción en casi la mitad sur de España. Se crean numerosos y avanzados hospitales. Poco después Carlos V funda la Universidad de Granada, entre otras muchas instituciones que crean riqueza en toda la Región. Se construyen las catedrales de Málaga, Guadix, Almería, Jaén y Granada junto con otros importantes monumentos. Se refuerzan las costas del Reino ante los ataques de los piratas norteafricanos levantando poderosas fortificaciones. Dos importantes puertos se desarrollan: Almería Y Málaga.

En el siglo XIX se vuelve a unir Jaén, como ya ocurriera en el periodo zirí hace mil años, para formar la Región de Granada que sigue creciendo en riqueza y cultura.

Hace aproximadamente 35 años nuestra Región desaparece al ser absorbida por la nueva comunidad autónoma de Andalucía, a partir de este momento las instituciones son trasladadas poco a poco a Sevilla donde se está centralizando el poder, nuestros símbolos son paulatinamente olvidados.

sábado, 24 de septiembre de 2016

CATEDRAL DE GUADIX

Fue construida en Tras la reconquista de Guadix acaecida en el año 1489 gracias a los Reyes Católicos. Las obras se iniciaron en el siglo XVI y se restableció la sede episcopal anterior a los musulmanes. Recibió el nombre de Iglesia de Santa María de la Encarnación que, por bula del papa Inocencio VIII, se elevó a catedral. Para su construcción se eligió el mismo lugar donde existió una iglesia hispano-visigoda y sede diocesana creada por San Torcuato en el siglo I; sobre este lugar los musulmanes habían levantado una mezquita.




HISTORIA DE SU CONSTRUCCIÓN
La catedral destaca por su horizontalidad renacentista que refuerza el aspecto humano propio de este periodo. Pero esta línea horizontal contrasta y se suma a la verticalidad de la torre señaladora de la divinidad, consiguiendo formar un todo armonioso que nos sorprende desde cualquier ángulo que miremos.

En esta ocasión comenzaré por el interior por seguir un orden cronológico.

PARTE GÓTICA

Los arquitectos que iniciaron las obras fueron Pedro Morales y Enrique Egas siguiendo el estilo gótico, los trabajos se extendieron hasta 1547. Se construyó un edificio constituido por tres naves y sólo tres tramos de bóveda, hoy a los de los pies del templo.

Bóvedas góticas que tienen los pilares del mismo estilo
 recubiertos por una envoltura posterior renacentista al estilo de Siloé.

Los techos se cubren con bellas bóvedas nervadas.




PARTE RENACENTISTA

Poco después se reanudan las obras dirigiendo las obras Diego de Siloé, quien reforma lo construido en estilo Gótico para darle un aspecto renacentista, para ello recubre los pilares y les da una imagen similar a los soportes de la Catedral Metropolitana de Granada, que serán imitados en Europa y América por su originalidad. También acomete la ampliación con un nuevo tramo en las tres naves, además de iniciar el crucero y el ábside. Por otro lado comienza las obras de la sacristía. Junto a él intervinieron otros arquitectos como Francisco Roldán y Francisco Antero. Diego de Siloé elaboró así mismo un proyecto de la Capilla Mayor en estilo renacentista que nunca llegaría a desarrollarse.

En 1574 las obras se paralizan por falta de presupuesto entre otras dificultades y unos años más tarde, en 1594, el obispo Juan Rodríguez de Fonseca las reanuda nuevamente.

Pilares de la catedral primeramente góticos,
pero revestidos en estilo Renacimiento
similares a los de la Catedral Metropolitana de la Región,
localizada en Granada capital.

Revestimiento renacentista de otro pilar gótico.

Nave lateral donde se aprecian en primer plano las bóvedas góticas con arcos apuntados y más al fondo las renacentistas con arcos de medio punto. 

Pilar creado por Diego de Siloé en la catedral de Granada
 para conservar la gran altura gótica a un edificio concebido en el Renacimiento.

Curiosamente uno de los capiteles, en cada haz de pilastras y semicolumnas, es toscano en lugar de corintio, precisamente el que corresponde a las naves laterales.

Esta parte, a pesar de estar diseñada en pleno renacimiento, se cubre con bóvedas góticas, como la Catedral Metropolitana de la Región de Granada.

La girola, reminiscencia medieval,
se decora de forma sobria y clásica,
aunque se cubre con bóveda con nervaduras góticas.

La girola con alzado renacentista y bóvedas con nervaduras góticas.

Portada renacentista de la sacristía.
Cúpula de la sacristía, en el interior de la torre.
De planta cuadrada con tres capillas hornacinas en cada lado.

En las pechinas de la cúpula se representa el Tetramorfos.


PARTE BARROCA

En el siglo XVIII, las obras se aceleran nuevamente gracias a la ayuda económica del estado español a través de Felipe V. En 1714 se encarga de las obras Vicente Acero, quién continúa con las modificaciones barrocas implantadas, dotando a la cúpula del crucero y bóveda del presbiterio de gran riqueza decorativa y movimiento. Sus continuadores, Gaspar Cayón, Pachote o Domingo Thomas también dejarán su huella en las últimas fases de construcción, bóvedas, cúpula y portadas principal y de Santiago.



Bóveda barroca de la cabecera.


El coro de la Catedral

Es la obra más importante de Torcuato Ruiz del Peral, Gran artista de la Escuela Granadina de Escultura (hablando de Granadina como de la Región al completo) maestro que supo jugar con la luz, los volúmenes, el color de la madera (atrae la atención el contraste del color nogal de la sillería con el blanco de la madera de ciprés) y el movimiento hasta conseguir que ningún otro coro de las iglesias españolas lo superase. El conjunto se completa con un bello órgano que se eleva en un lateral. El coro sufrió graves daños en la guerra civil que se han podido restaurar recientemente.


Espléndido retablo de mármoles del trascoro.


Capillas y retablos
Este tema lo voy a tocar sólo de forma tangencial, pues el artículo está más enfocado a la arquitectura.

Capilla mayor con su tabernáculo de línea clásica.

Capilla de S. Torcuato.
Se accede a través de un arco de esviaje doble
 para llegar a un espacio circular cubierto por una rica bóveda.

Otro bello elemento son los púlpitos barrocos.

Las capillas laterales se cubren con originales bóvedas.

La catedral se ornamenta con bellos retablos de la Escuela Granadina
de los que no voy a tratar por cuestión de espacio en la publicación.

Copia exacta de la Piedad de Miguel Ángel,
realizada en mármol de Carrara.
Restaurada tras los destrozos que sufrió en la guerra civil.

Estado tras los destrozos que le causaron en la guerra civil.

Fachada principal

La fachada es una espléndida muestra de arte barroco con influencia hispanoamericana, al igual que América recibió influencias de la Región o Reino de Granada. Consta de dos cuerpos, y otro tercero más pequeño a modo de remate o ático, caracterizados por el gran movimiento que provoca la alternancia de líneas cóncavas y convexas entre cornisas que marcan la horizontalidad y pilastras que le dan un carácter vertical. Para acentuar aún más el movimiento, las pilastras se giran 45º y las portadas alternan entre gran arco de medio punto en el centro, y las dos puertas adinteladas de menor altura a los lados. El último cuerpo, muy movido y recargado con estípites y molduraciones curvas y quebradas, fue realizado por el italiano Pachote y el arquitecto granadino Domingo Thomas.


Escudo de España del siglo XVIII
con las regiones o reinos históricos más importantes de la época:
León, Castilla y Granada en el entado en punta.
Faltan los otros dos Aragón y Navarra.
En el centro el escudo de la casa de Borbón.
Relieve de la Encarnación en la portada obra del maestro Antonio Moyano


Portada de Santiago

Esta llena de simbolismo cristiano tanto en imágenes como en estructura. Sigue la línea de un arco triunfal romano pero con una gran dosis de movimiento barroco, cornisas curvas y rotas, friso ensanchado para contener un medallón en su centro que a su vez quiebra y curva el arquitrabe. Las cuatro columnas cubren su fuste con estrías entorchadas y las dos más extremas se adelantan rompiendo el plano. En una especie de ático se abre una hornacina que aloja la imagen de Santiago, obra de Francisco Moreno.




Bajo los dos remates, en los pilarillos que los soportan, aparecen tableros recortados en vertical
que proceden de los creados por un gran genio del arte universal, Alonso Cano,
 conocido como el Miguel Ángel Granadino.

La portada de San Torcuato

Obra del maestro Gaspar Cayón, realizada a pesar del desacuerdo del Cabildo que no quería abrir una puerta al norte, debido a los rigurosos fríos de los inviernos accitanos.



LA TORRE

En el periodo renacentista se proyecta la construcción de una gran torre campanario que sirviera como seña de identidad de la ciudad, aunque se terminó mucho tiempo despues, en ella trabajaron dos hermanos de la localidad granadina de Freila, Pedro y Miguel, obras que se prolongarían durante años. La verticalidad y gran altura que muestra la convierte en un elemento distintivo de la localidad ya que su silueta se ve desde los cuatro puntos cardinales. Se inició en piedra, pero a partir del segundo cuerpo se usa el ladrillo, menos pesado y por tanto menos peligroso en un terreno frágil como el que se asienta. En el pasado se remataba con un chapitel al estilo de los castellanos. No obstante, si exceptuamos el remate octogonal y tejado, recuerda en sus líneas a la de la catedral metropolitana de la región.

La escalera doble en que consiste el acceso es única,
 pues permite que una persona suba y otra baje sin cruzarse en el camino.
Precisamente los vanos en forma de octógono que vemos a su derecha,
 en hilera vertical, le sirven de ventanas.


El sagrario de la catedral

De un estilo más pobre y planta de cruz latina se eleva junto a la fachada principal de la catedral. Su interior sorprende por el sobrio clasicismo.

Cabecera de la iglesia del sagrario de la catedral accitana.
En primer plano una granada alusiva a nuestra región histórica.
La portada se ornamenta con elementos simbólicos que aluden a la Eucaristía completandose con una plana y estilizada decoración vegetal que, en algunos lugares recuerda por lo complejo a la nazarí del Reino de Granada.


Cúpula sobre pechinas del crucero del Sagrario catedralicio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario